Tras bambalinas: “Prison valley”

Posted on

La semana pasada destaqué el extremadamente innovador documental interactivo francés “Prison Valley”. Me impresionó tanto el producto final que tenía que aprender más. Mi increíble editora de español Andrea Ballocchi, también habla francés (qué conveniente!), por lo que llevó a cabo una entrevista por e-mail en francés con el autor-realizador David Dufresne. Luego de leer la traducción al inglés, estoy muy emocionada de compartir con ustedes esta mirada tras bambalinas.

Espero que se tomen el tiempo de leer más acerca de este proyecto y cómo se llevó a cabo. Si tienen cualquier pregunta para los productores, no duden en preguntarles aquí en los comentarios, nosotros traduciremos si es necesario.

P) ¿Cómo evolucionó este proyecto desde la idea, a la historia, hasta el producto final?

R) Hubo varias etapas. Por un lado, está el aspecto gráfico del sitio. Es el trabajo de Sebastian Brothier. Rápidamente, Sebastian nos mostró una propuesta que nos convenía perfectamente. Fue luego de nuestra primera visita a Cañon City (junio 2009). Sólo le mostramos un color que dominaba allá: naranjo. De hecho, pudimos discutir la propuesta antes de partir a nuestro segundo viaje (otoño 2009): era esencial para Philippe Brault y para mi saber que dirección artística íbamos a tomar.

Para la parte de la película y material adicional (vídeos, textos, entrevistas adicionales), usé un programa para que nos ayudara con la historia, llamado Scrivener. Este programa tiene un poder increíble! Ofrece enormes oportunidades para el autor de un documental. Me permitió hacer cortes muy claros entre la historia principal (el documental) y las áreas interactivas. Su función era servir como un storyboard a través de un sistema de etiquetas.

P) ¿Cuántas personas estuvieron involucradas en el proyecto y cuánto tiempo tomó de principio a fin?

R) A parte de Philippe (Brault) y yo, participaron Sebastian Brothier (diseño gráfico), David Déspres (Flash), Alexandre Brachet (productor) y Cedric Delport (edición), quienes trabajaron a tiempo completo en Prison Valley durante varios meses + Bertrand Toty (música y sonido), Bertrand Tronsson (Flash), Jerome Goncalves y Mathieu Chapuis, Maxime Quintard y Hans Lemuet (HTML, bases de datos), tres traductores (inglés, francés, alemán), y todo el equipo de Upian, una agencia de producción en Paris, quien ya estaba tras programas tales como Gaza / Sderot o Thanatorama. También Marianne Lévy-Leblond, de la unidad documental de Arte, quien trajo un valioso conocimiento al proceso de edición de Prison Valley. También Joel Ronez, de la unidad Web de Arte, quien jugó un rol central al estar rápidamente de acuerdo en apoyarnos.

Prison Valley requirió 16 meses de desarrollo, entre la idea original, nacida en diciembre de 2008 en un bar en Paris, y el lanzamiento en línea en abril de 2010.

P) ¿Qué programas e idiomas fueron usados para producir este sitio, tanto en la etapa de la narración y las de desarrollo web/móvil?

R) Para la película: Final Cut Pro, Color y Motion. Para el resto: Flash, PHP, SQL, HTML, iPhone SDK, etc… Nada aparte de lo clásico. También trabajamos mucho remotamente con la herramienta Basecamp entre el equipo de Upiam, Philippe y yo. Sin mencionar el increíble programa Scrivener y Photoshop para la parte fotográfica. En cuanto al productor, Alexandre Brachet, en algún momento perdió su Excel. Lo que resultó ser bueno…

P) ¿Nos podrías decir un poco acerca de la respuesta que han obtenido hasta el momento? ¿Cuál es el tiempo promedio que los visitantes pasan en el sitio? ¿Tienen buen tráfico en la aplicación móvil?

R) Es demasiado pronto para decir, pero prometemos ser transparentes apenas sea posible. Es muy pronto, de hecho, ya que todos los días las cifras cambian. Nuestra mayor satisfacción es ver, cada día, que la gente vuelve cada vez más y va hasta el final de la película. Los 59 minutos. Ese era nuestro desafio: creer en el formato largo en Internet, en las historias contadas en el formato largo. Y no creer sólo en el Internet hecho por clips de vídeos. Otra satisfacción ha sido ver los foros crecer. Nuestra meta es: proveer los elementos y herramientas del debate acerca de las cárceles.

P) ¿Si pudieran volver y hacer todo de nuevo, harían algo distinto? ¿Porqué y porqué no?

R) Honestamente, creo que haríamos todo igual … pero sabríamos que sería largo y difícil. La dificultad, de hecho, es tratar de diseñar una interfaz simple, una historia que la gente va a ver, todo mientras se le da gran libertad a la audiencia. Ser efectivo y entretenido, este movimiento doble (narrativa linear y libertad de navegación) no debiera verse. Tiene que ser invisible. Debemos movernos de uno al otro sin que se perciba. En otras palabras: ser simple, es a veces complicado.

P) ¿Crees que proyectos como “Prison Valley” van a ser más comunes en términos de la estrategia de ustedes de publicar primero en la Web y para móviles, y luego en los formatos tradicionales de la TV y los libros?

R) Eso es lo que nos pasó a nosotros, al menos. Y nos pasó naturalmente. El equipo de Prison Valley, todos consideramos que el Internet es ahora el medio principal, aunque no sea aún el dominante. El Internet ofrece tantas oportunidades para la creación, invención, producción, que se a vuelto lo que es: una máquina poderosa y abierta a todos. Al principio de Prison Valley, pensamos en hacer solamente un diaporama con audio (portafolio). Al final, será un documental Web, un documental, un libro, una aplicación en iPhone e incluso una exhibición en Paris en mayo. Lo más raro y lindo es ver cómo un documental Web es una obra de arte viviente: es el poder del Internet. Vemos, sentimos cómo la gente reacciona directamente a nuestra obra. Es fascinante y dulce ver cómo la audiencia se apropia del objeto, hace y deshace como quiere.

P) ¿Qué consejo darías a los productores que esperan intentar un proyecto interactivo de esta escala?

R) Creer en dos cosas: Ellos mismos y en una historia. Todo está ahí: una historia, una historia, una historia.


Email Subscription

RSS Subscription

Archives